De vuelta a las andadas….

De un tiempo a esta parte, había perdido un poco el encanto para mí el escribir acerca de Linux, y de mi vida en general. Sin embargo están ocurriendo cosas recientemente que hace que mis gustos e intereses se reviertan a lo que antes solía hacer. Es casi como una necesidad inconsciente de uno, de retomar la versión de persona que se quedó estancada en el tiempo pasado y que, en algunos aspectos, era mejor que el actual.

El gusto por volver a sostener regularmente un sitio web se reavivó gracias a un ataque que sufrió uno de los sitios corporativos que yo sostengo. Parte de mi trabajo es mantener la presencia web de nuestras empresas como una experiencia afable y que invite al potencial cliente a sumergirse en nuestro portal y desee establecer una relación con nosotros. Pues bien. Uno de los sitios que con mucho esfuerzo (sí, mucho esfuerzo, aunque sea WordPress) había escrito y decorado utilizando mis limitadísimos conocimientos de CSS fue atacado por un grupo extranjero que no tiene absolutamente ninguna relación con nosotros. Pese a todos los esfuerzos invertidos en retornar el sitio a su forma original, tuve que sacarlo de la web, eliminar la base de datos (que estaba corrupta) y comenzar desde cero.

De todo lo malo puede sacarse algo bueno, había ya olvidado ese sentimiento de logro que obtuve cuando puse en línea los sitios de nuestra empresa, sentimiento que me inspiró a hacer este salto con mi propio rincón en la web.

Durante estos meses me había obsesionado con un juego de la plataforma Steam llamado Dota 2 (el que por supuesto juego en mi sistema Linux de forma nativa; gracias Valve :D). Me hice de un grupo de amigos con los que tengo una gran química y disfruto. Hasta se me pasó por la cabeza fundar un clan y comenzar a competir de forma profesional, pero después de unos meses jugando mi cerebro comenzó a decirme que ya no había más talento pasado este punto jajaj. Aún quiero hacerlo, pero ya no con un afán de ser realmente competitivo, sino que por pasarla bien solamente. Quién sabe, puede que también publique en mi blog privado algunas buenas jugadas que me salgan.

Por otra parte, estoy descubriendo nueva música (ya saben lo obsesivo que me pongo con ella) que está abriéndome los oídos como pocas cosas lo han hecho estos últimos años. Puede que también publique un par de columnas de opinión respecto de algunas piezas musicales con las que me vaya topando, desde un punto de vista técnico, por supuesto ;).

En fin, espero ir nutriendo poco a poco a este, mi pequeño y oscuro lugar en la red, con contenido luminoso que atraiga gente afín y pasar un buen y constructivo rato tras el teclado.